Personas tipo T – Especialización vs Generalismo

el

En la actualidad, las grandes empresas buscan perfiles multidisciplinares. Son muy pocas las áreas de negocio que requieran de especialistas consumados para la resolución de problemas. Por este motivo, la mayoría de trabajadores huimos de la especialización y buscamos ser polivalentes, completos. Sin embargo, ¿es eso suficiente?

“La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo” – Isaac Newton

Uno de los principales miedos que puede existir para los empleados de nuestro tiempo es que el hecho de no estar especializados en ninguna área concreta, nos puede hacer más prescindibles. La multidisciplinareidad, o como conocemos popularmente “saber un poco de todo”, resulta un arma de doble filo: este tipo de trabajadores son muy válidos y útiles cuando las cosas van bien, pero pueden llegar a ser prescindible y reemplazable con el paso del tiempo. ¿El motivo? La multidisplinareidad (en un 80%) la proporciona el propio trabajo, por lo tanto, es posible continuar formando a personas con cualidades similares a un coste menor.

“Solo es útil el conocimiento que nos hace mejores” – Sócrates

Por este motivo, empieza a prosperar una corriente de pensamiento que trata de complementar la especialización con el generalismo. Las personas tipo T, son aquellas que poseen un gran nivel de profundidad conceptual sobre un tema determinado, pero que a su vez, alimentan dichos conocimientos a través de múltiples y diferentes áreas de interés. Podemos diferenciar entonces entre dos áreas que se identifican claramente con la forma que tiene dicha letra:

  • La línea vertical de la T viene dada por la aplicación sólida y profunda de sus conocimientos en un área determinada. El objetivo es convertirse en la referencia visible acerca de un tema específico, ser capaz de mantenerse siempre fresco y actualizado respecto al mismo y conseguir que tu empresa te reconozca y valore por ello.
  • La línea horizontal, representa los diferentes intereses y aptitudes que tiene un trabajador y que utiliza para reforzar o ampliar sus conocimientos. Esta línea horizontal debe de ser amplia y diversa ya que cuantos más temas se conozcan, mayor es la amplitud de ideas de las que se disponen. Factores como la lectura de libros de arte, la afición por la moda o la práctica de un deporte son ejemplos de ello.

T-shaped-people2 En conclusión, para reforzar nuestra posición y posicionarnos como un empleado indispensable, debemos de ser capaces de aportar una elevada dosis de especialización en algún ámbito y una gran creatividad y diversidad que nos ayude a resolver de manera eficiente y diferente la multitud de problemas que se pueden presentar en el ámbito personal y profesional.

¡Espero que os sirva!

Josep Aballó – Ingeniero, consultor e inconformista. @pepaballo

 “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s