Crecimiento y necesidades – La pirámide de Maslow

el

Introducción

La pirámide de Maslow, es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en 1943. Mediante esta descripción trató de explicar los distintos niveles de necesidad que podemos tener los seres humanos. Con el paso del tiempo, esta teoría adquirió importancia en el ámbito empresarial en los campos del Marketing y Recursos Humanos. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados. piramide

Niveles de necesidad

La pirámide consta de 5 niveles en los que se incluyen las necesidades que atañen a todo individuo. En la parte más baja de la estructura se ubican las necesidades más prioritarias y en la superior las de menos prioridad. Así pues, dentro de esta estructura, al ser satisfechas las necesidades de determinado nivel, todos nos dirigimos hacía el siguiente nivel para superarlo lo más rápido posible. La Jerarquía de Maslow plantea que las personas se sentirán más motivadas por lo que buscan que por lo que ya tienen. Los niveles en los que se divide la pirámide son:

  • Necesidades básicas

En las necesidades básicas se incluyen las necesidades fisiológicas básicas para mantener la vida humana y la supervivencia de cualquier individuo: alimentación, respiración, hidratación, etc. También se incluyen en este nivel todas aquellas necesidades que procuren evitar el dolor y asegurar reproducirse.

  • Necesidades de seguridad y protección

Una vez cubiertas las necesidades básicas, aparecen las necesidades de seguridad y protección. Podemos encontrar en este nivel la seguridad física, la salud, empleo u obtención de recursos. Maslow también encuadra dentro de estas necesidades la necesidad de sentirse parte de un grupo familiar y las necesidades afectivas y morales que eso comporta.

  • Necesidades de afiliación y afecto

Dentro del tercer nivel, se encuentra el desarrollo afectivo de las personas y las relaciones y afectos que se derivan de vivir en sociedad. Encontramos como necesidades de este nivel la amistad, el sentimiento de pertinencia a un grupo, sentirse respetado e integrado, etc. El ser humano por naturaleza siente la necesidad de relacionarse, ser parte de una comunidad, pertenecer a un grupo de amigos o fomar parte de algo.

  • Necesidades de estima

Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja.

  • La estima alta incluye la relación con nuestro “yo” interno. La necesidad del respeto a uno mismo, el cuidado propio y las necesidades de comunicación interna y autocomprensión son algunos aspectos de este ámbito.
  • La estima baja incluye todos los sentimientos que se dan al formar parte de una sociedad e interrelacionarse con ella. Maslow sitúa en esta escala la necesidad de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio sobre el resto de los individuos.

La carencia de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y complejo de inferioridad.

  • Autorrealización o autoactualización

En este nivel se encuentran las necesidades más elevadas, se hallan en la cima de la jerarquía, y a través de su satisfacción, se encuentra un sentido a la vida mediante el desarrollo potencial de una actividad. Una vez alcanzado este nivel, las personas desarrollan al máximo sus capacidades sociales y creativas. Nada les puede frenar porqué saben que viven para sí mismos y en paz con el resto. problema-crecimiento-plantas-0

Adaptación al mundo empresarial

Como hemos comentado anteriormente, la pirámide de Maslow (o por lo menos su esencia) ha sido utilizada en el mundo empresarial. La idea que se persigue con el uso de esta teoría es que las empresas deben de ir proporcionando a los empleados los medios necesarios para que vayan saltando niveles hasta llegar a la autorrealización; punto en el que el empleado se sentirá feliz e implicado con la empresa y ofrecerá su máximo rendimiento. Para llegar a esta situación win-win entre ambas partes, las empresas deben poner al alcance de su trabajador la oportunidad de cumplir con sus necesidades “básicas”. ¿Y bien, cuales son éstas necesidades? Generalizar es malo pero, en general, se pueden diferenciar 3 aspectos clave:

  • Capacidad de aprendizaje: dotar a tus trabajadores de plataformas de conocimiento, tareas innovadoras y punteras que harán que cada día aprendas algo nuevo.
  • Ambiente laboral: crear un grupo cohesionado, agradable e integrado es un factor clave para que los trabajadores sean felices y quieran pertenecer al grupo.
  • Salario: aunque el reconocimiento se consigue por muchas vías, el salario es la más común para sentirse valorado y querido. Si la empresa no compite con los salarios del mercado, difícilmente podrá retener su talento mucho tiempo.

El estudio de la motivación debe ser, en parte, el estudio de los fines, de los deseos o de las necesidades últimas del ser humano. – Abraham Maslow

Siempre me ha sorprendido la sencillez y claridad de esta teoría y la cantidad de variantes y símiles que se pueden extraer estudiándola. ¿Se te ocurre alguno?

¡Espero que os sirva!

Josep Aballó – Ingeniero, consultor e inconformista. @pepaballo  

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s