🐰 Vivir rápido, 🐢 vivir despacio – del FOMO al JOMO

el

⌚ Son las 6 de la tarde de un sábado cualquiera, estás tumbado en el sofá y abres Instagram: comilonas en restaurantes top, viajes a lugares chulísimos, sonrisas con amigos (muchos amigos), paseos por aquel lugar que te encanta o en el que te gustaría estar…

😣 Cierras Instagram y eres un poco más infeliz que antes. Quieres salir de casa y hacer algo porqué todo el mundo se lo está pasando bien menos tú.

🤯 Seguro que a ninguno de los que estáis leyendo esto le ha pasado esto. Lo tenéis controlado, no sabéis de qué os hablo. A mí sí me ha pasado. Y hoy me sigue pasando.

Esto no es más que un ejemplo del llamado FOMO (Fear Of Missing Out) y, según un estudio realizado el 2018 en EEUU, el 56% de los usuarios de las redes sociales lo ha sufrido alguna vez.

😶 Â¿Qué es el FOMO (Fear Of Missing Out) y qué lo provoca?

📚 El término FOMO, fue acuñado por un estadounidense especialista en Marketing llamado Dan Herman en 1996 tras realizar varios estudios para conocer las aspiraciones y motivaciones de las personas.

Una de las conclusiones de sus estudios fue que existía un sentimiento cada vez más arraigado relacionado con el miedo a desaprovechar la vida, a dejar pasar oportunidades o a tomar decisiones erróneas. A este fenómeno lo FOMO, pero no fue hasta el 2004 cuando se empezó a popularizar.

😕 FOMO es el miedo a perderse un acontecimiento emocionante e interesante y el sentimiento de que los demás tienen una vida mejor. Con este término se asocia la necesidad de estar permanentemente en contacto con todo y todos para saber lo que sucede a nuestro alrededor. Estar a la última.

📱 Se considera a la digitalización –y especialmente a las redes sociales- como una de las principales causas de este fenómeno. Tenemos acceso a cualquier contenido través de nuestro móvil y eso ha incrementado nuestra impaciencia y ganas de saber.

Algunos ejemplos de un comportamiento FOMO son:

  • 🤿 Sentirse culpable si dices que no a un plan o te pierdes alguno con tus amigos (incluso aunque tengas otro plan a la misma hora)
  • 🛫 Viajar a contrarreloj porqué hay 1.000 cosas que NO TE PUEDES PERDER
  • 🏨 Acabar reservando aquella habitación de hotel porqué el buscador me dice que solo queda una disponible
  • 📺 Ponerse a ver Juego de Tronos porqué todo el mundo habla de ello (aunque luego estés mirando el móvil mientras ves la serie)
  • 💰 Comprar Bitcoins porqué crees que todo el mundo se forra menos tú

Vivimos en la inmediatez. Todo es YA y YA es tarde. Y claro, no nos lo queremos perder. Hemos perdido mucha capacidad de reflexión y de mirar hacia el futuro porqué lo único que importa es lo que suceda en los próximos días. Solo debemos mirar a nuestro alrededor para ver cómo lo hemos convertido todo en un resumen corto y sin profundidad:

  • 📰 Las noticias duran días y dejan de tener importancia porqué algo más nuevo y más “fuerte” que lo anterior ha sucedido
  • 🧮 Las empresas están “condenadas” a revisar y rehacer sus planes estratégicos cada 6 meses porqué el mercado ha cambiado, ha aparecido un nuevo competidor o una nueva crisis cambia las reglas del juego.
  • 🕹 Todas nuestras herramientas (tanto de ocio como de información) se enfocan a formatos más cortos: tweets de 280 caracteres, vídeos de Tik Tok de un minuto, artículos de prensa donde indica el tiempo que se tarda en leerlo.

⏩ Toda esta velocidad, brevedad e instantaneidad es difícil de asumir y asimilar. Varios estudios han relacionado el FOMO con el estrés, la angustia o la sobrecarga emocional que, como sabéis, son algunas de las enfermedades más comunes (y preocupantes) de los últimos años.

🙅‍♂️ Â¿Es posible combatir al FOMO? El nacimiento el JOMO (Joy Of Missing Out)

Toda acción tiene su reacción, así que, a la vez que el FOMO representaba un “problema” cada vez mayor, empezaron a nacer otras corrientes que proponían todo lo contrario: desintoxicación digital, vivir el presente y tratar de tomarse las cosas con más calma… De esta forma nació el concepto JOMO (Joy Of Missing Out).

Se considera que el término JOMO nació en 2018, cuando el New York Times declaró Joy of missing out como la nueva tendencia del verano (recomiendo que lo leáis ya que realmente merece la pena).

Entre otras cosas, el movimiento JOMO engloba todas aquellas actitudes o actividades que nos invitan a disfrutar el momento, reflexionar y tratar de ser un poco más impermeables al “ahora – YA”.

JOMO son muchas cosas y cada persona debe adaptarlo a su forma de entender la vida, pero algunas de las prácticas más comunes son:

  • Desconexión digital: Tratar de reducir nuestro tiempo de exposición a las redes sociales y/o dispositivos digitales. Ambos conceptos han cambiado la forma en la que interactuamos con el mundo, pero también se está convirtiendo en la fuente de nuevas obsesiones y dependencias que es bueno controlar.
  • Rebajar expectativas de uno mismo: Nos han educado en un mundo en el que más siempre es mejor y eso nos hace presionarnos en exceso. Pensar en cómo vivir mejor con menos y tener muy claro cuál es nuestro orden de prioridades nos puede hacer más felices.
  • Hacer las cosas de forma consciente: Llevamos el multi-tasking incorporado en nuestro día a día y eso nos lo hace diluir todo. Disfrutar de una serie sin mirar el móvil, quedar con los amigos sin estar pendiente de un whatsapp o pasear con la calle mirando a tu alrededor sin escuchar música son algunas de las pequeñas cosas que nos ayudarán a ello.
  • Descansar la mente: Todos entendemos el cansancio físico y somos conscientes de la importancia de descansar: bajamos la intensidad del ejercicio, nos hacemos masajes o incluso paramos en seco para recargar pilas. Sin embargo, el descanso mental no es algo que esté tan instaurado. En los últimos años, a causa de la tecnología la carga mental que hemos de soportar es inmensa: trabajo 24×7, amigos 24×7, familia 24×7… Es importantísimo buscar espacio o métodos de descanso que permitan “descomprimir” la carga emocional. Algunos mecanismos para lograrlo son: meditación, lectura o la búsqueda de espacios “libres de estrés”-

¿Vivir rápido o vivir despacio? No es una pregunta sencilla de responder. Está claro que nos encontramos en un momento en el que manda la inmediatez y hemos de adaptarnos a ello. Lo que sí tengo claro es que necesitamos proteger y cuidar más que nunca nuestros hábitos mentales.

Si sientes o alguna vez has sentido esa sensación que provoca el FOMO, quizás es momento de revisar tus hábitos y buscar maneras de relajar esa presión invisible disfrutando de un “descanso digital”.

☝One more thing

🔗 Para escribir todo esto me he encontrado con muchísima información interesante que me gustaría compartir. Para ello, he creado este enlace en el que podréis consultar varios artículos relacionados con el FOMO y el JOMO.

✍ También he descubierto que varias marcas han utilizado el concepto de JOMO y FOMO como técnica de captación de clientes o diseño de nuevos conceptos o productos. Me gustaría escribir otro artículo en los próximos días hablando de ello y poniendo algunos ejemplos.

📚 Durante los próximos meses me gustaría profundizar más en el concepto de Joy of Missing Out y he apuntado en mi lista de “pendientes” algunos libros que me parecen interesantes. Los enumero por si os pueden interesar:

Josep Aballó â€“ Ingeniero, consultor e inconformista. @pepaballo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s